DESTACADASTURISMO

Proyecto turístico para playa Bucanyé de Pedernales camina con discreción desde la capital

Pedernales.- Marcelo Alburquerque, Arquitectos S.R.L. ha diseñado un plan maestro para el desarrollo de un ambicioso complejo turístico frente a la bucólica playa Bucanyé, municipio Pedernales. Pero aún el pueblo receptor lo desconoce.

Según los datos obtenidos en esa compañía, la parcela donde edificarán las obras ocupa una extensión de 14.044.468.15 metros cuadrados (1,404.44 hectáreas). Los terrenos están ubicados, de norte a sur, desde la fortaleza Enriquillo, a la entrada del pueblo. Se especifica que el complejo hotelero tendrá una capacidad de alojamiento de 9,800 habitaciones conforme los parámetros del Ministerio de Turismo (MITUR) y del Plan Maestro General para la zona, aprobado por el Gobierno. La densidad promedio que han  propuesto es de hasta 10 habitaciones por hectárea, con atención al tipo de proyecto y perfil del turista al que van dirigidas.

Hasta ahora, pese a repetidos intentos, ha sido imposible complementar la información general con la empresa que lo ha diseñado. La respuesta siempre ha sido cortés por parte de la gentil Paola Terrero: “Te daremos todos los datos, contestaremos todas las preguntas. De mi parte, ya está lista; sólo falta la última revisión, que la hará el licenciado Salvador Catrain”. Desde el 15 de abril de 2021 no ha vuelto a responder.

Queda por confirmar si resort u hoteles de alto estándar; gestión de agua potable y aguas residuales; recolección, disposición y tratamiento de desechos sólidos; manejo de manglares y playa; tipo de energía; control de contaminación por plástico y dióxido de carbono, modelo de inversión (Público-Privada, o privado), interacción con el municipio y quiénes serán los inversores. 

COLGADA EN LA INTERNET

Desde el 11 de febrero de 2019 se ve en  Google una presentación de un proyecto designado Bucanyé Club, o Casa Club de Playa Bucanyé. Dice que lo desarrollarán en Cabo Rojo. En el sitio (site) del plan, se muestra una serie de 14 imágenes sobre las áreas de la infraestructura que será propiedad de Oceanus Investment. Aunque se pretende ejecutar en territorio de la provincia Pedernales, la comunidad desconoce su existencia.

La descripción: se desarrollará en un área de terreno de 9,665.50 metros cuadrados. El concepto de diseño del club logra integrar los espacios al medio ambiente (ecofriendly). La forma de los espacios logra un ángulo visual con una amplia cobertura del entorno inmediato y de distancia hasta la playa, y permite orientar la circulación. La transparencia ha sido el criterio para que, desde el momento de llegada, el visitante no encuentre barreras que le impidan ver los atractivos y facilidades de la casa.

Y sigue: identidad de la casa con el entorno mediante el uso de material de origen natural, como la piedra de lugar para revestir muros exteriores e interiores, piedra coralina en los pisos exteriores, madera en pisos de terraza y en la estructura de techos, cana en cubierta en las áreas de marquesina  de llegada, lobby y terrazas. Piscina infinity con visual a todo el entorno, e integrada a la casa club. Espacios de la Casa Club Bucanyé: terrazas este y oeste, piscinas para adultos y niños, áreas de actividades.

https://issuu.com/luisenc/docs/bucanye.

¿QUÉ ES BUCANYÉ? 

La playa Bucanyé queda a dos kilómetros al este del pueblo, en el mar Caribe. Se caracteriza por sus blancas arenas, baja profundidad y escasas olas. Hasta los años sesenta era muy rica en peces y mariscos. Al frente, como escudo de protección, tiene los centenarios manglares con las marcas imborrables de la agresión de los humanos. La vida marina, allí, ya no es igual.

Antes del tratado de delimitación de la frontera dominico-haitiana del 21 de enero de 1929, firmado por los presidentes Horacio Vásquez y Luis Burnout (ratificado en 1936 por el tirano Rafael Leónidas Trujillo y Stenio Vincent), varios lugares de la provincia estaban ocupados por haitianos. Bucanyé era uno. Allí, pescadores del país al oeste de la isla, se asentaron y crearon un “paradero”.

Clemente Pérez, 98 años, y Claudio Fernández (Quique), 86, coinciden en cuanto al origen del nombre. El sitio era un paraje de pescadores haitianos.

“Bucán, en creole, quiere decir paraje. Y  Yeera un haitiano que vivía ahí. Así que Bucanyé significa paradero de Ye. En el año 47 y 48, por ahí, yo iba a bañarme a esa playa. Mi papá me llevaba en un bote que tenía; por allá tenía chinchorros. Era una playa muy bajita y bonita. Era tan bajita y cristalina que, luego, yo iba en una yola con un amigo que se llamaba Ñinguiñín, y había tantos mariscos y era tan cristalina que, desde la yola, podíamos seleccionar las langostas que queríamos comer, por el tamaño”, explica Fernández, nativo de Pedernales.

Clemente, llevado por su padre a la comarca naciente, en la postrimería de la década del 30 del siglo XX, cuando rondaba los nueve años, conoce mucho de la dinámica original del pueblo. Con su cantar damero, relata:

“Allí se paraba un haitiano llamado Ye, a monteá y a pescá. Entonces, bucán, en haitiano, significa paradero… Entiéndeme, él fue el primero en hacer ese paradero. Los nombres de las playas, desde la boca del río Pedernales, en la frontera, hasta Barahona, son todos en haitiano (creole) porque los haitianos dicen que de Azua para acá es de ellos, y pescaban de Barahona pa abajo. Así se han quedado esos nombres. Mira, si yo llego a un sitio, y me paro a montear y a pescar, le ponen mi nombre. Y la gente dice: ahí se paró Clemente, entonces el paradero es mío, es el paradero de Clemente. Y eso pasó con los haitianos: Bucán-Pis, Bucán-Cadó, Bucán Polo, Bucán-Carángana”.

Boukanyé o bucanero, según Wikipedia, “era originariamente un habitante de la parte occidental de la isla La Española, actual Haití, que se dedicaba a cazar vacas y cercas salvajes para ahumar las carnes y venderlas a los navíos que navegaban por las aguas del mar Caribe”.

El OTRO TURISMO 

El gobierno presidido por Luis Abinader (2020-2024) se ha propuesto convertir a Pedernales en un destino turístico sostenible.

Según el mandatario, la apuesta va por un nuevo tipo de turista, más exigente de servicios personalizados y respetuoso del medio ambiente.

Ha reiterado que los parques nacionales Jaragua y sierra Baoruco no recibirán sobrecarga de excursionistas; en los hoteles será mínima la producción de contaminación por dióxido de carbono, y cero por el uso de plástico.

El Ministerio de Turismo (MITUR), vía el viceministro de Cooperación Internacional y director ejecutivo del Proyecto de Desarrollo Turístico de Pedernales, arquitecto Carlos Peguero, trabaja para captarlo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Cerrar