DESTACADASFINANZAS

Existe gran freno en economía.

Santo Domingo, RD.- En los últimos 3 meses, después de cierto repunte en la economía, con una reducción significativa del COVID-19, una segunda ola de la infección a partir de diciembre, lo echó todo a perder. Y una nueva y mortífera cepa del COVID, nos acecha desde lejos.
El horario nuevo del toque de queda partir de la 7:00 p.m. es un duro golpe al sector comercial, especialmente,  a los pequeños negocios. El golpe es mortal si hablamos de restaurantes, bares y hoteles.
Se resistían muchos de estos negocios a cerrar definitivamente (porque miles ya lo hicieron) confiados en que poco a poco el horario del toque de queda se reduciría gradualmente durante el periodo navideño pudiendo extenderse hasta la 10:00 p.m. y el 24 y el 31, hasta la medianoche.
Pero vino el desastre. Y aplaudimos las adoptadas medidas de precaución por el gobierno para contener los nuevos brotes del coronavirus, pero sus efectos, aún no registrados en cifras, se volverán en contra de las expectativas de un 2021 retomando el crecimiento en el primer semestre.
Si bien algunas medidas se han flexibilizado, como la circulación en vehículo dos horas más después del toque de queda y el horario hasta medianoche de los pedidos a domicilio, eso apenas beneficia a unos pocos negocios de comida rápida acostumbrados a este tipo de servicios. Para las tiendas, bares y restaurantes, en centros comerciales, talleres, licorerías, salones de belleza, etc, cuyo nivel de ventas depende mucho de los horarios, esas flexibilidades ayudan poco.
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Cerrar