BANCOSDESTACADAS

Banco Central: la actividad económica retrocedió 7.2 % en agosto

Santo Domingo, RD.- El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) reportó que el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) retrocedió 7.2 % en el mes de agosto, un dato menor al 8.8 % registrado en julio.

“Con este resultado se observa que continúa la tendencia hacia la recuperación de la economía dominicana”, dijo el Banco Central antes de detallar que las dos terceras partes del resultado del IMAE en agosto se explica por la contracción en la actividad hoteles, bares y restaurantes, como consecuencia de la ralentización de este sector, severamente afectado por la pandemia.

“La variación interanual del IMAE en el mes de agosto fue de -7.2 %, 1.6 puntos porcentuales (p.p.) más favorable que el resultado de -8.8 % de julio, y menos negativo que el acumulado de -8.5 % de enero-julio”, señaló el banco en un comunicado.

Agregó que en promedio el “gran resto” de las actividades económicas exhibe un menor retroceso con respecto al segundo trimestre del año. “tendencia que se espera se mantenga en lo sucesivo a medida que la propagación del virus siga disipándose”, señaló el emisor.

El Banco Central reportó que el comportamiento “menos negativo que ha venido mostrando la actividad económica resulta cónsono con el desmonte paulatino de las restricciones para que los sectores productivos no esenciales volvieran a operar a partir de mediados del segundo trimestre del presente año, lo que propició mejoras en el dinamismo de la demanda interna respecto a los primeros meses de la pandemia”.

Añadió que aún se mantienen vigentes algunas de las medidas que resultan necesarias para contener el incremento de los contagios producto del coronavirus, como es el caso del toque de queda que restringe la movilidad y el tránsito y limita los servicios de restaurantes y expendio de bebidas, cuyas incidencias persisten sobre los patrones de producción, inversión y consumo.

Al analizar el detalle del resultado de la economía en el mes de agosto, se observa que las actividades económicas que presentaron tasas de crecimiento positivas fueron: salud (11.5 %), servicios financieros (9.5 %), agropecuaria (4.4 %), actividades inmobiliarias (2.9 %), comunicaciones (2.3 %) y administración pública (0.8 %).

En contraste, los sectores económicos que se han visto más afectados como consecuencia de la crisis sanitaria en el referido mes son: hoteles, bares y restaurantes (-61.2 %), otros servicios (-12.6 %), transporte y almacenamiento (-8.6 %), comercio (-8.0 %), minería (-7.8 %), construcción (-7.6 %), manufactura local (-4.4 %), zonas francas (-0.8 %), enseñanza (-0.8 %) y energía y agua (-0.1 %).

“Un aspecto a destacar es que las tasas de variación interanual de julio (-8.8 %) y de agosto (-7.2 %) hubiesen sido menos negativas de no haber jugado un rol el efecto estadístico de la base de comparación. Esto último consiste en que, todo lo demás constante, mientras más elevado haya sido el crecimiento en el mes o período de comparación del año anterior, más difícil sería lograr un resultado más favorable en el mismo mes o período actual”, reseñó el Banco Central.

Agregó que el efecto aprecia “de forma más clara” en el caso de la actividad construcción, la cual en el trimestre abril-junio de 2019 presentó una tasa interanual de 4.9 %, acelerándose a un promedio de 9.2 % en julio y agosto del pasado año. De no haberse registrado este crecimiento más elevado del sector construcción en la base de comparación, el resultado de esta preponderante actividad hubiese sido superior en julio y agosto del presente año.

El efecto estadístico también se puede ilustrar en términos de la economía en su conjunto. En ese sentido, se observa que en los meses de julio y agosto de 2019 el IMAE registró variaciones de 4.6 % y 4.9 %, respectivamente, aumentando el ritmo de crecimiento con respecto a la tasa interanual de 3.7 % que se verificó en el segundo trimestre del año pasado.

“Es importante resaltar que la oportuna implementación coordinada de las políticas fiscal y monetaria en apoyo a los hogares y las empresas en esta desafiante coyuntura, a través de una significativa flexibilización de las condiciones monetarias y una expansión del gasto social, han incidido notablemente para que los efectos de la pandemia sobre la economía no hayan sido más severos, logrando que los resultados agregados de la actividad económica en promedio sean cada vez menos negativos”, dijo el banco.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Cerrar