DESTACADASTURISMO

Pedernales, con los dedos cruzados frente a nuevo plan

Santo Domingo, RD.-  Lo último que un ser hu­mano debe perder es la es­peranza. Planes y proyectos han habido. Del 1997 para acá, cuando se dio a conocer el fraude histórico de los terrenos de Bahía de las Águilas en el Gobierno de Joaquín Balaguer todos los gobiernos han prome­tido el desarrollo de Peder­nales y la región Sur.

Actualmente, el Gobier­no de turno que preside Luis Abinader Corona, se perfila como la esperan­za más creíble, luego que la anterior gestión deja­ra el camino allanado con la sentencia que ordenó la devolución de 362 millo­nes de kilométros de tierra en Bahía de las Águilas y presentó el Plan Máster de la firma Lemay.

El Presidente Abinader Co­rona volvió a mencionar a Pedernales en su discurso de toma de posesión ante la Asamblea Nacional. Y, hoy se espera que acuda en persona a verificar la si­tuación real de la zona.

Fue en los años 90 cuando se develó el fraude inmobi­liario más colosal de la his­toria dominicana y de ahí en adelante el comienzo de luchas intestinas de de­fraudadores con el Estado dominicano por recuperar millones de kilómetros de terrenos que nunca tuvie­ron dueño. Recuperados los terrenos por parte del Esta­do dominicano tras el segui­miento de la abogada Laura Acosta como su represen­tante en el año 2013, al continuar la labor de su ma­dre Carmen Lora (Piky Lo­ra) como defensora de esos terrenos al frente de la Ju­risdicción Inmobiliaria, los sometimientos contra Jai­me Rodríguez Guzmán y su esposa, sindicados como los principales autores del frau­de dejó fuera a otros cóm­plices.

Ubicado en la lejana región Sur de República Domini­cana, esta provincia creada en 1957 mantiene como un tesoro escondido su reserva de la biodiversidad. Apenas está poblada. Según el cen­so de 2010 había 31,587 habitantes, la más baja den­sidad poblacional del país, de 15.2 habitantes por kiló­metros cuadrados, ya que en extensión territorial ocu­pa el séptimo lugar de la na­ción, con 2,074.53 km2.

Mientras más del 66% de sus habitantes se califica co­mo pobres, la abundancia de riqueza natural se man­tiene virgen: Bauxita, tie­rras raras y otros minerales duermen bajo la tierra. Y, sus riquezas naturales como los Parques Nacionales Ja­ragua y parte de la Sierra de Bahoruco, las islas Alto Ve­lo y Beata, sus playas, ríos, montañas y microclima en Aceitillar y el Hoyo de Pe­lempito no se aprovechan en todo su potencial.

Proyectos

De acuerdo con el Plan de Ordenamiento de Pederna­les elaborado por el Depar­tamento de Proyectos del Ministerio de Turismo (Mi­tur), el 68% de su territorio es área protegida (1,318 km2). Posee dos vías pano­rámicas y dos parques na­cionales. Zonas agrícolas y pesqueras y las lomas agrí­colas de Mencía, Don Juan, Las Mercedes, La Altagra­cia, Los Arroyos, Loma de Toro.

Los técnicos de Turismo afirman que ese plan permi­te la construcción de 4,400 habitaciones, turismo de naturaleza y circuitos con una capacidad de agua para 3,900 habitaciones hotele­ras; energía limpia a través de los parques eólicos (Los Cocos y Larimar). A la an­terior gestión le tomó seis años recuperar los terrenos del Estado que estaban en manos de particulares de forma fraudulenta.

Recuperar hoteles

El Plan Maestro, sugiere la construcción de siete pro­yectos, circuitos desde La Cueva- Cabo Rojo-Pederna­les, ciclovías, campo de golf y villas, y red de senderos. Asimismo recuperar la edi­ficación albergue en Cabo Rojo, o sea, los dos hoteles que están bajo concesión de la minera, y que usaban los empleados de Alcoa.

Uno de esos hoteles Acantilado (Senior) tiene una alta calidad arquitectó­nica y puede ser usado pa­ra alojar inversionistas inte­resados. Son cuatro suites y 16 habitaciones dobles, piscinas, áreas deportivas y gimnasio. El hotel El Mira­dor (junior) es más sencillo. Tiene 36 habitaciones do­bles, restaurante, bar y ha­bitaciones de servicio. Tam­bién recomiendan adoptar el muelle como un puer­to mixto, reacondicionar el aeropuerto y construir otro, áreas de camping, un parque central, un male­cón, plantas de tratamien­to de aguas residuales, en­tre otros.

El Máster Plan del Gru­po Lemay plantea la cons­trucción de un Eco pueblo en Cabo Rojo, inversiones de RD$200 millones en una primera fase y de US$10,000 millones a lar­go plazo.Otros plantean la construcción de la carrete­ra Barahona-Pedernales de cuatro vías y acortar tiem­po-distancia.

Pedernales produce limo­nes agrios, guineos, habi­chuelas, frutas como man­gos, guanábanas, melones, cebolla, sorgo, algodón, otros de ciclo corto, mien­tras que en las lomas de produce papa, café, guan­dul, yuca, y más hacia arri­ba ajo, cebolla, manzana, aguacates, habichuelas y otros. Es una zona ganade­ra, pesquera y minera.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Cerrar