OPINION

La tasa de cambio

José Lois Malkún

Mis artículos, con frecuencia abordan temas ajenos a la economía. Cuando mis lectores me llaman para decirme que le gustó el artículo, la pregunta siempre viene por otro lado.

¿Qué usted opina sobre la tasa de cambio? ¿subirá más? ¿Como cerrará en diciembre?

Hay fórmulas para determinar la tasa de cambio real en una economía. Una muy sencilla es la siguiente:

Tipo de cambio real, R, se define como:

e= Tipo de cambio nominal (el tipo de cambio de mercado)

Pf= Nivel de precios externo

P= Nivel de precios interno

Pero los precios sufren distorsiones por lo que es difícil obtener una tasa de cambio real. Siempre hay una sobrevaluación o subvaluación de la moneda local.

También influye la política monetaria de cada país. Algunos fijan la tasa de cambio y otros la flexibilizan, con ajustes periódicos en relación con el dólar o al euro dependiendo la región. Pero no faltan los que la usan para manipular el mercado, como China, que ha mantenido el Yuan fuertemente subvaluado para expandir sus exportaciones.

En Republica Dominicana la tasa de cambio se ha convertido en una referencia fundamental para mantener la estabilidad macroeconómica. Ha sido sagrada para el BCRD y su tendencia ha sido más hacia la fijación que a la flexibilización.

Esto se ha logrado por la gran cantidad de dólares que entran al país vía exportaciones, inversión externa, remesas y turismo (unos US$30 mil millones anualmente). Pero ante todo por los US$4,500 millones de préstamos externo que recibimos cada año.

Regularmente la tasa de cambio se ha depreciado alrededor del 3% anual manteniendo ligeramente sobrevaluada la moneda local.

El 2020 es diferente porque la tasa ya se despreció un 9% por la fuerte caída de todas las fuentes de divisas.

Actualmente, el mercado registra transacciones a 59 pesos por dólar y al final del año podría cerrar entre 61 y 62 pesos por dólar.

La caída en la entrada de divisas podría alcanzar unos US$9 mil millones en el 2020, compensada parcialmente por nuevos préstamos no presupuestados, un aumento del precio del oro y quizás un ligero aumento en las remesas.

Finalmente, nunca apueste a una corrida cambiaria en este país porque perderá su dinero.  El mercado financiero aun nos favorece en términos de inversión y flujo de capitales y la política cambiaria se mantendrá contra viento y marea.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar