OPINION

Contra el desahorro previsional

Arismendi Díaz Santana

En SEGURIDAD SOCIAL PARA TODOS (SSPT) nos hemos opuesto abiertamente a la propuesta de un grupo de diputados y senadores que permitiría retirar el 30% del fondo para el retiro, por considerarla un atentado al patrimonio de los trabajadores, forjado durante más de 16 años de grandes esfuerzos y sacrificios.

Entonces, afirmamos y ahora reiteramos, que un desmonte de esa naturaleza y magnitud contravendría, el objetivo del Seguro de Vejez, Discapacidad y Sobrevivencia (SVDS), de ahorrar lo necesario para ahorrar y acumular lo suficiente para alcanzar una vejez digna, durante los años de retiro.

Entonces, y ahora, exhortamos al país, a los congresistas y a las autoridades a evitar un desahorro masivo al liberal más de RD$170,000 millones, generando un sunami previsional, equivalente a levantar de repente las compuertas de la presa de Tavera.

Llama la atención que los promotores no aporten ningún estudio sobre el impacto del proyecto de ley sobre el nivel de las pensiones futuras (tasa de reemplazo) ya de por sí, insuficiente. ¿Cuánto le costará al Estado garantizar siquiera la pensión mínima a más de 1,300,000 trabajadores quienes, a consecuencia de este retiro, recibirían pensiones por debajo del 17%?

Este desahorro generaría un alza de los precios y un nivel de especulación sin precedentes, afectando seriamente no sólo a los trabajadores sino, además, a toda la población. Este riesgo acaba de ser confirmado por Héctor Valdez Arbizu, gobernador del Banco Central, señalando el daño a la estabilidad macroeconómica.

Esa iniciativa es una mezcla de una falta de consciencia general sobre los grandes retos del envejecimiento y del impacto de la longevidad en la sociedad moderna, un claro reflejo de la cultura del inmediatismo en que se apoyan la demagogia y el oportunismo.

¿Por qué tocar el fondo de retiro (el único patrimonio con que cuentan los trabajadores), en vez de establecer una austeridad que reduzca los altos salarios, los cofrecitos y barrilitos, las dietas exorbitantes, así como las sobrevaluaciones en las compras y en obras públicas?

El retiro del 30% representa una pérdida de 3.6 años de pensión

En las condiciones actuales, sin desahorro, un trabajador promedio con un salario mensual de RD$20,000.00 pesos constantes, acumularía un fondo de retiro de RD$1,287,144.77, en 30 años de aporte continuo, cotizando el 8% para su fondo de pensión, asumiendo una rentabilidad anual real del 6%.

Incluyendo los intereses que generaría el fondo remanente durante su retiro, este pensionado disfrutaría de 11.7 años de una pensión de RD$12,000.00 mensual (el 60% del salario real).

 De retirar el 30%, recibiría unos RD$132,077.50, un desahorro que al final representaría una pérdida real de RD$264,313.00, el 20.5% del total, con una reducción equivalente a 3.6 años de pensión, como indica el Cuadro siguiente.

Años de pensión perdidos con el retiro del 30% del fondo acumulado

20,000 salario real, 8% de aporte, 6% tasa interés real, 30 años aporte, pensión 12,000

 

Años de aporte Acumulado 100%,

sin retiro

Acumulado con

retiro del 30%

Fondo acumulado en 16.6 años 442,017.15 442,017.15
Devolución al 30 de Junio 2020 0.00 132,077.50
Disponible al 1 de Julio 2020 442,017.15 309,939.65
Fondo acumulado al año 2033 1,287,144.77 1,022,831.77
Pérdida acumulada por el retiro 0.00 264,313.00
Pérdida neta menos el retiro 0.00 132,235.50
Años de pensión 12,000 mensual (60%) 11.7 años 8.11 años
Años de pensión perdidos 0.0 años 3.6 años
Fuente: Cálculos del autor

Queda claro que siempre existe la posibilidad del retiro del fondo de pensión en los casos de enfermedad crítica, terminal, certificada por la Comisión Médica por Discapacidad creada por la Ley 87-01. Y que, además, existen otras formas de ayudar a los trabajadores en situación de emergencia, sin hipotecar su futuro.

Por ejemplo, autorizando al Banco de Reservas a otorgar un préstamo personal, equivalente al monto de un salario mensual a todos los empleados privados con ingreso inferior a RD$50,000.00, a una tasa de interés baja, y pagadero en 12 meses a partir del segundo mes de restablecida la actividad económica, autorizando al empleador a ser el agente de retención. ADS/334/07/05/2020

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar