OPINION

Modelo económico no debe ser cambiado

Santo Domingo, rd. 03/01/2019.- El conjunto de políticas que componen el llamado modelo económico dominicano que prioriza el mercado y que mira hacia afuera, implementado desde la década de los noventa, ha tenido logros notables y no debe ser cambiado, como plantean economistas, analistas y distintas figuras vinculadas a los sectores político y empresarial.

No obstante, como toda estrategia de desarrollo, el llamado modelo económico dominicano necesita ajustes, requiere de la aplicación de políticas complementarias que mejoren las condiciones de vida de la población más vulnerable. Debemos recordar que el crecimiento económico es una condición necesaria pero no suficiente para lograr un desarrollo inclusivo.

En esa línea, es oportuno recordar las palabras del gobernador Héctor Valdez Albizu durante una comparecencia en Santiago de los Caballeros en la que afirmó estar convencido de que el llamado modelo económico dominicano no es excluyente y no necesita ser sustituido. En ese sentido, planteó que lo que se requiere en el país es impulsar y ejecutar acciones para reorientar, ampliar, diversificar y mejorar las políticas económicas existentes.

Estas afirmaciones están contenidas en un informe de Página Abierta, elaborado por técnicos del Banco Central titulado “Modelo Económico Dominicano: ¿Cambio o Ajustes?”. El Departamento de Programación Monetaria y Estudios Económicos del banco señala que en las últimas semanas, distintos medios de comunicación han reseñado la opinión de economistas, analistas y distintas figuras vinculadas a los sectores político y empresarial refiriéndose a la necesidad de cambiar lo que ellos llaman “el modelo económico dominicano”.

Explica que un punto común en estas opiniones es que existe un convencimiento generalizado de que el cambio propuesto sería la “panacea” que permitiría resolver los grandes retos para lograr un crecimiento inclusivo de la economía y alcanzar estados más altos de desarrollo. Los analistas del banco refieren que una simple lectura de las distintas declaraciones reseñadas en la prensa deja en el lector la impresión de que no se tiene del todo claro en qué consiste un “modelo económico”.

Modelo, Sistema y Estrategia Económica. Explican los técnicos del Banco Central que según la teoría económica moderna, el término “modelo” se refiere a una descripción simplificada de la realidad, generalmente basada en expresiones matemáticas que suelen ser comprobables empíricamente.  No obstante, en línea con la economía política tradicional, el término “modelo” describe la forma como se organiza el sistema económico según el grado de participación del Estado.

En ese sentido, el “modelo” podría ser socialista o centralmente planificado, en cuyo caso el proceso productivo en todas sus etapas estaría a cargo del Estado, o capitalista (economía de mercado), donde la actividad productiva dependería en su mayor parte de la iniciativa privada.

Destacan que en la discusión pública frecuentemente se le llama neoliberalismo al capitalismo clásico donde la participación del Estado en la economía es mínima. Desde un punto de vista más teórico, el capitalismo extremo donde el rol del Estado se limita a prevenir cualquier intento de coartar el mercado se asocia a la Escuela Austríaca, mientras el socialismo o la economía centralmente planificada se vincula al pensamiento marxista.

Como una tercera definición del concepto “modelo” de uso cotidiano, los técnicos identifican el término como el conjunto de políticas económicas que implementa un país en el contexto de un sistema económico dado, es decir, como su estrategia de desarrollo. El Banco expresa en su Página Abierta que en la discusión que se ha dado recientemente se infiere que el “modelo” que se propone cambiar es precisamente este conjunto de políticas que conforman la estrategia económica.

Los analista señalan que “en el caso de República Dominicana se puede afirmar que la economía opera dentro de un sistema económico mixto, es decir, un esquema con algún grado de participación privada y pública. En la práctica, el sistema económico dominicano favorece los mecanismos de mercado, con el rol del Estado limitado a temas regulatorios y a la gerencia de empresas en sectores estratégicos en alianza con el sector privado. Dado que casi todas las economías del mundo operan bajo un sistema mixto, reiteramos que lo que se quiere cambiar es el conjunto de políticas que conforman la estrategia de desarrollo y no el sistema económico”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar